Hierbas y suplementos a z

Magnesio: por qué nos hace falta y cómo obtenerlo

Se encuentra en muchos alimentos que tenemos a la mano

Por: Holadoctor

El magnesio es el cuarto mineral más abundante en el organismo y se lo requiere para realizar más de 300 reacciones bioquímicas.


El magnesio es un mineral esencial que el cuerpo necesita para mantener la salud en general. Aproximadamente la mitad del contenido total de este mineral se almacena en nuestros huesos, mientras que el resto se distribuye entre las células de los tejidos y órganos. Solo el 1% está disponible en la sangre.

Entre las principales fuentes de magnesio encontramos: granos enteros, como arroz integral o mijo, chícharos, frijoles, semillas, frutos secos, frutas, como bananas, albaricoques, o aguacates, productos de soya, lácteos, como leche o yogur, vegetales de hoja verde, como espinacas, acelga o remolacha, y pescados. También puedes consultar a un experto por suplementos.

Magnesio: por qué nos hace falta y cómo obtenerlo -

Los especialistas explican que el magnesio estimula la absorción por parte del intestino delgado de muchas vitaminas y minerales beneficiosos para el funcionamiento del organismo, como calcio, fósforo, potasio, sodio, y vitamina D, entre otros. Por este motivo, es que se lo suele vincular con muchos beneficios para la salud:

Protege el corazón

El magnesio suele vincularse con una buena salud cardiovascular, específicamente contra los latidos irregulares o los daños que genera el estrés muscular. Esto se debe a que este mineral calma ciertas afecciones que promueven esta situación, como nervios, problemas gastrointestinales (indigestión, estreñimiento o flatulencias), calambres, y dolor abdominal.



Más información

Control del azúcar en sangre

Diferentes investigaciones encontraron que una suplementación oral de magnesio (controlada por un profesional) reduce la resistencia a la insulina, mejorando así los indicadores del nivel de glucosa en sangre entre las personas con diabetes tipo 2. Esta regularización también resulta útil para prevenir otros problemas, como ataques cardíacos.

Magnesio: por qué nos hace falta y cómo obtenerlo - Huesos sanos

Huesos sanos

El magnesio se encuentra estrechamente relacionado con la densidad ósea, ya que interviene en la regulación de los niveles de calcio en el cuerpo, un mineral fundamental para un buen crecimiento y desarrollo óseo. Además, el consumo regular de magnesio, vitamina D, calcio y zinc, se vincula con un menor riesgo de osteoporosis.

Alivia los calambres

Los calambres y la fatiga general son síntomas comunes de una deficiencia de magnesio. Se cree que esto se debe a que este mineral interviene en el tratamiento de dolores óseos, articulares y musculares severos, reduciendo el estrés y la tensión.

Cuida la piel

El magnesio cumple un rol fundamental en la producción de proteínas que se transforman en colágeno, otra proteína natural que cumple un rol clave en la salud de la piel, tejidos, tendones, y ligamentos. Por ello, los niveles altos de colágeno se vinculan con beneficios que van desde una piel, cabello y uñas más fuerte, hasta un correcto funcionamiento del sistema cardiovascular.

Más información

Previene el estreñimiento

Diferentes estudios encontraron que el magnesio puede aliviar el estreñimiento debido a que posee propiedades laxantes que relajan los músculos intestinales. También aumenta la absorción de agua, que, a su vez, suaviza y añade consistencia a las heces, permitiendo que transiten fácilmente.

Buena respiración

Aún se necesitan más estudios que prueben esta asociación, pero se cree que los pacientes que sufren de asma crónica pueden normalizar su respiración tomando suplementos de magnesio. Estos productos ayudan a relajar los músculos bronquiales y regular las funciones respiratorias.
Magnesio: por qué nos hace falta y cómo obtenerlo - Deficiencia de magnesio

Deficiencia de magnesio

Entre los principales síntomas de un déficit de magnesio encontramos: ansiedad, antojos, depresión, diarrea, dolor de cuello y espalda, espasmos y debilidad muscular, fatiga, migraña, náuseas y vómitos, pérdida del apetito y ritmos cardíacos anormales. Puedes consultar a un profesional de la salud para que controle los niveles de este mineral.

Dosis y efectos secundarios

Para evitar problemas, los especialistas recomiendan que los adultos consuman entre 250 y 350 mg diarios de magnesio. Sin embargo, y a pesar de sus beneficios, la ingesta excesiva puede ser contraproducente, causando problemas como diarrea, enfermedades renales o trastornos hemorrágicos.

Recuerda:


Fuentes consultadas:

Base exhaustiva de datos de medicamentos naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa, Oficina de Suplementos Dietéticos.