Embarazo y parto

¿Puedo hacer ejercicio si estoy embarazada?

| Foto: GETTY IMAGES

Por Holadoctor

Es común que se le tenga temor al ejercicio al estar embarazada, existen muchos mitos sobre los contras, pero poco se habla sobre los beneficios.

La necesidad de actividad física es para todas las mujeres embarazadas, sin embargo existen enfermedades que está contraindicado el ejercicio.

Enfermedades en que está contraindicado hacer ejercicio durante el embarazo

En general no es recomendable el ejercicio en las enfermedades que no están controladas como:

- Diabetes gestacional

-Hipertensión arterial

- Enfermedad tiroidea

- Trastornos cardiacos o respiratorios

- Amenaza de aborto o parto espontáneo, ruptura de membranas, entre otras.

En otras enfermedades debe haber consentimiento del ginecólogo como es en el caso de: anemia, desnutrición, embarazo gemelar después de la semana 28, pérdida recurrente de embarazo entre otras.

¿Qué beneficios para la salud pueden obtenerse al realizar actividad física durante el embarazo?

Dentro de los beneficios que se ha encontrado es la disminución de la presentación de enfermedades como preeclampsia, hipertensión gestacional, diabetes gestacional, cesárea, parto instrumental, incontinencia urinaria, aumento de peso gestacional excesivo y depresión; además facilita el parto incluyendo el dolor de las contracciones. 

Además, el beneficio no sólo es para la madre que lo practica sino también para el futuro bebé, reduciendo el riesgo de nacer grandes para la edad gestacional o con desnutrición.

¿Cuánto ejercicio debe hacer una mujer embarazada?

Las mujeres embarazadas con buen estado de salud deben acumular al menos 150 minutos de intensidad moderada de actividad física cada semana para lograr beneficios para la salud clínicamente significativos y la reducción de las complicaciones del embarazo.

La actividad física debe realizarse durante un mínimo de 3 días por semana, sin embargo se recomienda todos los días.

Las mujeres embarazadas deben incorporar una variedad de actividades aeróbicas y de entrenamiento de resistencia para lograr mayores beneficios. Agregar yoga y / o estiramiento suave también puede ser beneficioso.

Por último, es importante decir que la actividad física prenatal debe considerarse una terapia de primera línea para reducir el riesgo de complicaciones del embarazo y mejorar la salud física y mental materna.