Hierbas y suplementos a z

Qué son la hojas de sen y cuáles son sus propiedades

| Foto: GETTY IMAGES

Por Holadoctor



La hoja de sen o senna es una hierba que cuenta con una larga tradición de uso para combatir problemas gastrointestinales.

Estas propiedades se deben principalmente a sus efectos sobre la mucosa intestinal, por lo que debe utilizarse con precaución. Aquí veremos cuáles son los beneficios de la hoja de sen y cómo aprovecharla.

La hoja de sen, como su nombre lo indica, es la hoja de Senna alexandrina, una hierba que pertenece a la familia Fabaceae y engloba a lo que antiguamente se conocía como Cassia angustifolia y Cassia Senna.

Beneficios de las hojas de sen

La hoja de sen es originaria de Egipto y existen registros de su uso con fines medicinales, principalmente como laxante, desde la Edad Media.

Esto se debe a que posee muchas sustancias químicas, conocidas como senósidos, que irritan el revestimiento del intestino provocando el efecto laxativo. Por este motivo, diferentes investigaciones analizaron sus efectos sobre el organismo.

Aunque la evidencia científica disponible es insuficiente, se resalta el potencial de la hoja de sen para ayudar a combatir ciertos trastornos, que deriva de su capacidad como laxante.

Un caso muy popular es el de las hemorroides, venas hinchadas e inflamadas en el recto y ano que provocan incomodidad y sangrado. Este trastorno es más común en personas obesas, embarazadas o que sufren estreñimiento.

Debido a que la hoja de sen actúa como laxantes, puede combatir esta última afección, ayudando a disminuir el riesgo de hemorroides.

Los efectos laxantes de la hoja de sen también parecen ser útiles para combatir el edema, popularmente conocido como retención de líquidos.

Incluso su consumo se asoció a propiedades depurativas, ideales para eliminar las toxinas del organismo, y un mejor control del peso corporal. Aunque no se probó su efectividad como adelgazante natural.

Desde la medicina tradicional se señala que también puede actuar como antiinflamatorio, protector de la piel, anticancerígeno, antiparasitario, e inmunoprotector, aunque se necesitan más pruebas para poder evaluar estos usos.

Cómo hacer té de hoja de sen

Para aprovechar las bondades de la hoja de sen, puedes prepararla en infusión. Simplemente debes colocar en un recipiente entre 1 y 2 g de las hojas (preferentemente frescas en lugar de secas) y agregar alrededor de 250 ml de agua caliente (no hirviendo puesto que puede afectar las propiedades de la hoja).

Si es la primera vez que vas a consumirla para tratar algún malestar, procura comenzar con pequeñas dosis para conocer sus efectos sobre tu organismo.

Recuerda: lo ideal es utilizar esta hierba bajo consejo y supervisión de un profesional de la salud. Tampoco debes superar la infusión diaria ni su uso continuado por más de 8 días.

Si el malestar que buscas tratar no desaparece tras esta ingesta, deberás consultar a un médico.

Precauciones

Normalmente, el consumo correcto de hojas de sen se considera seguro para la mayoría de los adultos. Sin embargo, se aconseja que eviten su ingesta:

  • Personas con alergias a este tipo de hierbas.
  • Mujeres embarazadas o en período de lactancia.
  • Menores de 10 años. 
  • Personas con trastornos gastrointestinales graves.

Por sus efectos laxativos, existe preocupación sobre el uso de hojas de sen junto a otros laxantes naturales, como aloe vera, coloquíntido, corteza de nogal, espino cerval, fo ti, lengua de vaca, leptandra, lirio azul, o ruibarbo, entre otros.

Tampoco se aconseja su consumo si se toman anticonceptivos, laxantes, como digoxina (Lanoxin), diuréticos, como clorotiazida (Diuril), clortalidona (Thalitone), furosemida (Lasix), o hidroclorotiazida (HCTZ, Hydrodiuril, Microzide), entre otros, o warfarina (Coumadin).

Si la hoja de sen se usa en exceso o combinada con alguna de las opciones antes detalladas, existe el riesgo de sufrir:

  • Deficiencia de potasio.
  • Deshidratación, diarrea o deposiciones blandas. 
  • Problemas cardiovasculares.
  • Problemas gastrointestinales, como cólicos intensos, hinchazón, flatulencias, vómitos o mala absorción intestinal.
  • Aumento del flujo menstrual.

Por este motivo, la Asociación Estadounidense de Productos Herbales (AHPA) recomienda que los productos de hoja de sen incluyan etiquetas que indiquen: "No utilices este producto si tienes dolor abdominal o diarrea. Consulta a un médico antes de usar si estás embarazada o amamantando. Suspende su uso en caso de diarrea o deposiciones acuosas. No excedas la dosis recomendada. No uses este producto a largo plazo".

Consulta a un profesional de la salud antes de usar hojas de sen para no tener problemas. También podrá ayudarte a encontrar la hierba correcta, ya que es común que la hoja de sen se confunda, por ejemplo, con Senna alata, otra planta con propiedades medicinales.

Para recordar:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado.

No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Recuerda, las propiedades medicinales de las hierbas y suplementos también pueden interactuar con los fármacos recetados, con otras hierbas y suplementos, e incluso alterar tu dieta.

Fuentes consultadas: Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Departamento de Agricultura de EE. UU., Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.