Corazon y circulacion

Hierbas y alimentos para proteger el corazón

Alternativas naturales para cuidar la salud cardiovascular

Por: Holadoctor

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. A pesar de su gran incidencia, los expertos afirman que son afecciones que pueden prevenirse con un estilo de vida saludable. Aquí te mostramos una lista de remedios caseros y sencillos consejos que puedes adoptar para mantenerte a salvo y cuidar a tu corazón.


Bananas y aguacates

Las bananas y aguacates son alimentos ricos en potasio, un mineral que actua como vasodilatador. Por ello, se cree que consumirlos regularmente brinda protección contra la calcificación vascular patogénica, también conocida como endurecimiento de las arterias o ateroesclerosis, afección que obstruye el flujo sanguíneo.

Nueces

Las nueces son frutos secos que contienen nutrientes que fortalecen el corazón, como fósforo, magnesio y vitaminas B. Para aprovecharlas puedes preparar un remedio casero a quitándole la cáscara a cinco nueces y luego molerlas finamente. Coloca el polvo en ½ vaso de agua y luego hierve durante un minuto. Debes dejar reposar la infusión durante la noche y después colarla. Se recomienda beberla en ayunas.

Hierbas y alimentos para proteger el corazón - Cebollas

Cebollas

Otro remedio casero para proteger al corazón sugiere cortar en trozos dos cebollas grandes, hervir en dos tazas de vinagre blanco, y endulzar con miel. Se toman dos cucharadas de la preparación al día. La cebolla se asocia a propiedades hipotensoras capaces de beneficiar el funcionamiento del corazón.



Más información

Infusión de espino blanco

La evidencia científica señala que el espino blanco tiene efectos cardiotónicos, antiarrítmicos y es capaz de reducir ligeramente la presión arterial. Para aprovecharlo se recomienda verter un litro de agua hirviendo en un recipiente con un puñado de flores secas desmenuzadas de esta hierba. Déjalo reposar por una hora y toma una taza diariamente.

Hierbas y alimentos para proteger el corazón - Muérdago

Muérdago

Desde la Edad Media, el muérdago fue utilizado con fines medicinales, específicamente como diurético e hipotensor. Puedes hervir durante cinco minutos medio puñado de esta planta para una taza de agua. Se recomienda tomar una cucharada de la infusión por día para regularizar la presión sanguínea. Pero cuidado, en exceso puede ser tóxica.

Ajo

El ajo es uno de los remedios naturales más antiguos del que se tenga registro. Incluso se utilizaba con fines medicinales antes de ser aprovechado para la gastronomía. Debes hervir varios dientes en una taza de vinagre blanco, y endulzar con miel. Tómatelo todas las mañanas en ayunas para eliminar los depósitos grasos que se adhieren progresivamente a las paredes de las arterias.

Miel

Además de ser muy valorada por sus propiedades antibacterianas, la miel es una excelente opción para las afecciones cardíacas, sobre todo, si la combinas con hierbas. Los expertos indican que lo ideal sería tomarla en infusiones dos veces al día. Puedes preparar una con hierba luisa, también vinculada al buen funcionamiento cardiovascular.

Valeriana

La valeriana se posiciona como una de las hierbas favoritas para controlar el insomnio y los problemas de sueño, gracias a que actúa sobre el sistema nervioso reduciendo el estrés. Este efecto también sería útil para regular el ritmo cardíaco y mejorar el funcionamiento del sistema circulatorio.

Más información
Hierbas y alimentos para proteger el corazón - Licuado

Licuado

Esta es una manera atractiva de cuidar tu corazón. Puedes extraer el jugo de tres toronjas previamente lavadas y vaciar en la licuadora junto con una rebanada de melón, ½ rebanada de piña, ½ manzana y dos ramas de apio. Después de licuar y colar, añade unas gotas de limón. Debes beberlo al instante y puedes tomarlo hasta dos veces por semana.

Frutas

Una dieta con gran protagonismo de frutas aumenta las concentraciones de potasio y magnesio, que ayudan a proteger contra los trastornos del ritmo cardíaco. Además, estos minerales reducen la presencia de sodio, que se vincula a mayores niveles de presión arterial. Puedes optar por arándanos, kiwis, uvas, bayas de saúco, fresas, melones, manzanas, peras o papayas. ¡Elige las que más te gusten!

Otros cuidados

Además de incorporar alguna de las opciones antes desarrolladas para mantener el corazón sano, es importante mantener un peso saludable, hacer ejercicio regularmente, no fumar y controlar regularmente los niveles de presión arterial y colesterol. Visitar a tu médico con frecuencia es otra medida fundamental.

Recuerda:

Hasta contar con evidencia científica significativa proveniente de ensayos en humanos, las personas interesadas en utilizar terapias a base de hierbas y suplementos deben tener mucho cuidado. No abandones ni modifiques tus medicamentos o tratamientos, antes habla con el doctor sobre los potenciales efectos de las terapias alternativas o complementarias.

Fuentes consultadas:

Asociación Americana del Corazón, Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Organización Mundial de la Salud (OMS).