La guerra y la soledad las motivó para cambiar

Mientras sus maridos fueron a Afghanistán, ellas le declararon la guerra a la obesidad

Por: Holadoctor
Mientras sus maridos estaban en la guerra de Afghanistán, dos mujeres tuvieron la misma idea: bajar de peso y sorprenderlos a su vuelta. Uno de ellos no la reconoció y siguió de largo. El otro la levantó en el aire por primera vez en su vida.
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Soledad, televisión y chocolates
Foto: Grosby

Soledad, televisión y chocolates

Annika Price, una mujer de 28 años oriunda de Oxfordshire, Inglaterra, sufrió mucho la soledad cuando su marido Jamie fue reclutado para ir a Afghanistán. Se quedó al cuidado de sus hijos, comiendo chocolates y mirando televisión.
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Grande por todos lados
Foto: Grosby

Grande por todos lados

Llegó a pesar 138 libras y usar talle 24, y su IMC era de 41. Cuando llevaba a sus hijos a nadar no se animaba a hacerlo con ellos para no estar en traje de baño. Un día se cansó de ser “una mamá y una esposa gorda” y decidió buscar ayuda.
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Números peligrosos

Números peligrosos

Según la Organización Mundial de la Salud, un índice de masa corporal o IMC superior a 30 indica obesidad. Un IMC elevado es factor de riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, problemas de movilidad y algunos tipos de cáncer.

Más información
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - ¡Basta!

¡Basta!

Annika se unió al Cambridge Weight Plan, un programa supervisado por especialistas en nutrición. Propone consumir entre 440 a 1500 calorías diarias a base de sopas, batidos, barras, budines y porridge (sopa de avena con leche, agua y frutas).
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Cambio impresionante
Foto: Grosby

Cambio impresionante

En 7 meses bajó 112 libras (51 kilos) y consiguió un talle 8. Además de verse muy bien y sentirse con más energía, lograría el objetivo de estar en forma para su esposo, que tiene un gran estado físico por los entrenamientos militares.
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Flor de sorpresa
Foto: Grosby

Flor de sorpresa

Compró ropa nueva y zapatos con taco, y cuando fue a recibirlo al aeropuerto, su esposo no la reconoció: pasó a su lado y siguió de largo. Pero cuando vio a los niños volvió sobre sus pasos, alzó la vista y notó el impresionante cambio de su mujer.
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - La otra historia
Foto: Misty Shaffer

La otra historia

Misty Shaffer también aprovechó la ausencia de su marido, mientras éste fue convocado a Afghanistán en 2012. Al partir dejó a una mujer de 260 libras (118 kg), a la que había visto con mucho sobrepeso desde las épocas de la escuela.
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Sube y baja. Y sube aún más
Foto: Misty Shaffer

Sube y baja. Y sube aún más

La joven probó todo tipo de dietas, y un tiempo antes de quedar embarazada tomó píldoras y logró bajar 60 libras (27 kg) pero al tiempo las recuperó, y siguió subiendo, hasta alcanzar 300 libras (136 kg) .

Más información
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Comer por todo

Comer por todo

Misty comía y picoteaba cuando se sentía aburrida o triste, pero se cansó y decidió tener una mejor calidad de vida. Abandonó las sodas y empezó a comer más sano, aunque al principio le resultó difícil porque trabaja en el sector de comidas de un supermercado.

Más información
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Reemplazos que ayudan

Reemplazos que ayudan

A la hora del almuerzo le tentaba el olor del pollo frito que preparaban, pero lo reemplazó por el horneado, que acompañaba con ensaladas y vegetales calientes. Empezó a controlar el tamaño de sus porciones y a consumir snacks entre comidas.

Más información
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Por primera vez
Foto: Misty Shaffer

Por primera vez

Cuando Larry volvió de la guerra en mayo de 2013, ese soldado que nunca había visto delgada a su mujer, ni en los tiempos de la escuela, vio que ahora pesaba 155 libras (70 kg), y pudo levantarla en el aire por primera vez.
La guerra y la  soledad las motivó para cambiar - Muchas ventajas
Foto: Misty Shaffer

Muchas ventajas

Hoy Misty está feliz de ser una mujer delgada y dice que ahorra mucho dinero porque la ropa de talles grandes es mucho más cara. Pero lo que más disfruta, es cuando su marido la levanta en brazos.