Remedios caseros

Cuándo y cómo usar el bicarbonato de sodio

Desde eliminar olores hasta aliviar dolores

Por: Holadoctor

El bicarbonato de sodio es un compuesto que rápidamente se volvió indispensable no solo en las cocinas sino también en los botiquines. Esto se debe a que ofrece muchos beneficios que pueden obtenerse tan solo disolviendo una cucharadita en agua. Conoce aquí todas sus propiedades y cuándo debes usarlo.


También conocido como bicarbonato sódico, carbonato ácido de sodio o bicarbonato de soda, el bicarbonato de sodio es un compuesto cristalino de color blanco con un leve sabor amargo y salado. Por su capacidad para liberar dióxido de carbono cuando entra en contacto con los ácidos se convirtió en un ingrediente esencial para fabricar refrescos, masas y productos de limpieza.

Con el tiempo, sus reacciones químicas comenzaron a estudiarse con sustancias y compuestos producidos por nuestro cuerpo, y rápidamente se volvió un práctico sustituto para muchos medicamentos o una opción para ciertas dolencias. Estos son sus principales usos:

Cuándo y cómo usar el bicarbonato de sodio  - Antiácido

Antiácido

La acidez estomacal o reflujo ácido es una sensación de ardor y dolor que comienza en la zona superior del estómago y puede extenderse hacia la garganta. Esto puede producirse por comer alimentos grasos, picantes o en grandes cantidades. Mezclar una cucharada de bicarbonato con agua fría y beberlo puede aliviar este problema, estimulando los eructos y reduciendo la hinchazón.



Más información

Contra los olores

Es común colocar un recipiente con bicarbonato de sodio en el refrigerador para "absorber" los malos olores. Sin embargo, diferentes ensayos encontraron que este elemento también es útil para neutralizar los malos olores corporales. Puedes mezclarlo con talco y aplicarlo en tus axilas, mezclarlo con zumos y beberlo para el aliento, o frotarlo en tus manos para eliminar rastros de comidas.

Fortalece la piel

Cuando apliques bicarbonato de sodio sobre tu piel no solo estarás eliminando malos olores, ya que sus propiedades antibacterianas y antioxidantes son de gran ayuda para mantener la salud cutánea. Se encontró que funciona como exfoliante, alivia la comezón por quemaduras, y reduce las estrías y las arrugas. Solo basta mezclarlo con agua tibia y remojar la zona afectada.

Para los riñones

Los riñones son los encargados de desechar las sustancias que nuestro cuerpo no necesita, para evitar cualquier tipo de problema. Por este motivo, muchas investigaciones decidieron encontrar alternativas para controlar la enfermedad renal crónica que afecta el funcionamiento de estos órganos. Entre ellas, se encuentra el bicarbonato, que es capaz de retardar su desarrollo.

Cuándo y cómo usar el bicarbonato de sodio  - Mejora el rendimiento físico

Mejora el rendimiento físico

El bicarbonato es elegido por muchos deportistas ya que neutraliza la producción de ácido láctico. Este es un compuesto producido por las células musculares durante los ejercicios aeróbicos o de alta intensidad y se caracteriza por causar dolores y fatiga. Distintas investigaciones hallaron que las personas que consumían bicarbonato regularmente lograban ejercitarse por un mayor tiempo.

Salud bucal

Al igual que lo hacemos con el resto del cuerpo, debemos cuidar la higiene de nuestra boca para prevenir infecciones. Por ello, el enjuague bucal se volvió junto al hilo y el cepillo, un elemento esencial para esta tarea. Gracias a sus propiedades antimicrobianas y antibacterianas, el bicarbonato de sodio puede funcionar como un sustituto del enjuague.



Más información

Alivia las llagas

Además de mantener nuestra boca sana y fresca, el bicarbonato también puede aliviar los dolores causados por las úlceras bucales (pequeñas cortaduras). Para ello, los expertos recomiendan agregar media cucharadita de bicarbonato de sodio a medio vaso de agua tibia y enjuagar la boca con la mezcla una vez al día hasta que la llaga se cure.

Contra la gripe y el resfriado

La irrigación nasal o lavado de la nariz y los senos, es una preparación que se emplea para aliviar la congestión causada por alergias o resfriados. Puedes prepararla con una taza de agua, media cucharadita de sal y media cucharadita de bicarbonato de sodio, para potenciar su efectividad.
Cuándo y cómo usar el bicarbonato de sodio  - Otros usos

Otros usos

Puedes aprovechar las propiedades del bicarbonato de sodio para solucionar problemas que ocurren en el hogar. Mezclarlo con vinagre y agua oxigenada te dará por resultado un gran fungicida para eliminar hongo de azulejos y baldosas. Mezclándolo con agua puedes frotar tus joyas para devolverles el brillo y también puedes usarlo para fregar manchas difíciles, como las que aparecen en las alfombras.

Efectos secundarios

Como vimos, el bicarbonato de sodio se utiliza para situaciones puntuales, por ello no se recomienda beberlo a diario o en dosis que superen la cucharadita. De lo contrario, puede causar náuseas, hinchazón, gases y dolores articulares. Si experimentas estos síntomas, aún consumiendo dosis bajas y controladas, deberás consultar a un médico.

Fuentes consultadas:

Base Exhaustiva de Datos de Medicamentos Naturales, Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., Clínica Mayo, Instituto Nacional de Medicina Complementaria y Alternativa.