Ejercicios a z

Ejercicio físico y contaminación ambiental

| Foto: GETTY IMAGES

Por Holadoctor

Miles de personas diariamente salen al exterior a practicar su deporte favorito, si bien varios deportes se pueden practicar en lugares seguros con ventilación adecuada (baloncesto, voleibol, pesas, entre otros).

A mucha gente le gusta salir a correr por un parque o simplemente por la calle, también es común, aunque en menor grado por la pandemia de Covid-19  ya que la gente asiste con menos frecuencia a gimnasios urbanos y prefiere parques para realizar sus actividades físico-deportivas favoritas.

¿Qué sucede cuando la calidad del aire es mala y se acude a exteriores a realizar actividad física? 

En los E.E.UU. existe una agencia federal que se encarga de la protección del medio ambiente y la salud humana Environmental Protection Agency (EPA), que a través de diferentes medios y dispositivos vigila la calidad del aire.

Consecuencias de la contaminación en el deportista

Si una persona sale a correr, la frecuencia con que respira aumenta, también aumenta la cantidad de flujo de aire que entra y sale a sus pulmones y también usa la ventilación por la boca para abastecer las demandas de aire/oxígeno que necesita.

Estos mecanismos que se ponen en marcha en cuanto se empieza a hacer ejercicio o correr aumentan la exposición a contaminantes en relación a una persona que solo va caminando por la acera.

Las alteraciones que se sufren cuando se hace ejercicio y la calidad del aire es mala se tienen bien definidas.

En general son cambios inflamatorios a nivel pulmonar y a nivel vascular, cambios en la producción de moco (esencial como método de defensa contra virus y bacterias), entre otros.

¿Es mejor no salir a ejercitarse si hay alta contaminación?

La mejor recomendación sería en las grandes ciudades, no salir al exterior a realizar ejercicio y quedarse en casa para poder hacer ejercicio, aunado al hecho de la actual pandemia de covid-19. 

Recomendaciones para hacer ejercicio al aire libre

Otras recomendaciones para poder permitir salir al aire libre a realizar tu actividad física favorita son: verificar la calidad del aire que esté libre de contaminación excesiva, acudir a una zona alejada del tráfico de coches y fábricas (zonas rurales) o parques abiertos, realizar actividad física exterior fuera del horario de horas pico de tráfico y evitar aglomeraciones de gente, siempre manteniendo una sana distancia.

Siempre hay que estar pendiente de los boletines de contaminación y pronósticos de niveles elevados de partículas contaminantes del medio ambiente.

No dejes de hacer tu actividad físico-deportiva preferida aunque haya contaminación, ¡siempre hay opciones de ejercicios en casa!